jueves, 4 de diciembre de 2008

Algo se pudre en la despensa - Teatro UIS


Algo se pudre en la despensa es una radiografía de la sociedad colombiana que devela aspectos cotidianos que divierten por ser parte de un proceso creativo, lúdico y formativo. Un texto sencillo y sin saturación de modismos o costumbrismos es el guión de este trabajo dramático en el que el aporte del Teatro UIS brilla por su excelencia y honesta entrega.


La historia involucra a cuatro hombres en un mismo lugar, bajo la misma situación de huir, en la cual las etiquetas sociales, económicas, morales o éticas no tienen ninguna importancia. De forma cómica muestra el mundo del vandalismo y da a entender que no es cosa de estratos, tan solo de actitud. Aunque critica mordazmente las relaciones de dinero, amor, política y vida social, despierta sentimientos de contraste: todos los ladrones resultan queridos por el público.


Algo se pudre en la despensa está llena de vida, de esa misma vida que los actores se encargan de poner sobre el escenario. Desde el comienzo la actuación atrae por la jovialidad de las interpretaciones, seduce al espectador sacando risas guardadas y lo hace reconocer y simpatizar con el perfil de quienes son protagonistas sobre las tablas.


Esta obra teatral es también una clara muestra del estilo de puesta en escena, sencilla pero expresiva, que ha caracterizado al Teatro UIS. La escenografía, iluminación y efectos sonoros son sobrios pero suficientes para crear la sensación de estar metidos en aquella despensa e identificarse con el ladrón que todos llevamos dentro. La puesta en escena tiene una participación importante en el desarrollo de la historia, ayuda a producir los giros narrativos y es fundamental para crear la atmósfera de despensa que se convierte en el escondite nocturno donde se refugian los personajes.


Es una obra que no solo entretiene sino que llega más allá de lo que un espectador puede esperar y es recordar cada uno de los momentos que ocurrieron mientras fue interpretada y compartir la experiencia con otras personas. Hacer reír de manera inteligente no es cosa fácil, pero la dirección artística, el montaje y la habilidad de los actores divierten constantemente al público que llega a descubrir los diversos matices de por qué Algo se pudre en la despensa.

Día: Domingo 7 de DiciembreHora: 7:00 pm
Lugar: Auditorio Luis A. Calvo (Bucaramanga)

Más información de la obra en: http://www.teatrouis.org/Despensa.html

martes, 25 de noviembre de 2008

HAY Festival 2009 - La Literatura está de fiesta


Del 29 de enero al 1ro. de febrero de 2009 en la ciudad de Cartagena se llevará a cabo la cuarto edición del Hay Festival , que reunirá a escritores de todo el mundo en la ciudad más hermosa del Caribe.

Entre los escritores invitados están: Juan Villoro, Martín Caparrós, Carlos Monsivais, Alberto Salcedo, Alberto Ruy Sánchez, Luis Fayad,Junot Díaz, Roberto Rubiano, Eduardo Lago, Alberto Manguel, Willian Ospina y Salman Rushdie, entre muchos otros.

Así mismo se llevará a cabo una programación especial para niños y jóvenes denominada HAY Festivalito con la participación de los escritores Jordi Sierra i Fabra, Lina María Barrero, Carlos Castillo Quintero, Luisa Noguera y Benjamin Zephaniah, entre otros.



Para ver PROGRAMA GENERAL vaya a:http://www.hayfestival.com/cartagena/es-programme-01.shtml

martes, 18 de noviembre de 2008

Relato premiado en el Concurso de cuento TU CUENTO VALE

Mi amigo Antonio


Por:Leonardo Raúl Brito

Llegó con su familia. No sabíamos de dónde venían, ni cómo llamarlos. Eran cinco. Plantaron una carpa en la orilla del río; y nadie los previno sobre el peligro de estar allí. Era flaco; de andar cansino, como si en sus espaldas arrastrara la desgracia de toda una raza. Fue el único que divisó mi intromisión. Me miró con sus ojos lánguidos y yo advertí que invadía un terreno prohibido. Regresé a casa. En toda la noche no pude dormir, su mirada me perseguía en los sueños y las gotas de lluvia, por su parte, amenazaban con derrumbar el techo de la casa.

Al día siguiente, el estruendo del río habitaba en todos los rincones del pueblo. Las rocas chocaban unas con otras y entonaban un himno perverso; se confundía con el bramido de las vacas arrastradas por la corriente. Impotentes, hundidos en el lodo, veíamos los estragos de la inundación. Las palabras nunca aparecieron y los suspiros, por momentos, eran el único consuelo. Así estuvimos hasta que alguien recordó a los visitantes. Bajamos por la rivera y allí estaba, para sorpresa de muchos, la carpa intacta. La anciana acababa de poner una tablilla en la que se podía leer Romanes Than. Algunas señales de la cruz acompañaron nuestros pasos de regreso. Es obra de Dios, dijo una señora o del Demonio, repuso otra. Desde ese día San Juan de Girón no volvería a ser el mismo.

Volví al río. Una voz extraña, en una lengua desconocida, me llamó. Era la anciana. Dudé un momento, pero la intriga me hizo acudir al llamado. Sentada en el suelo parecía la versión femenina de un patriarca destronado. Quería saber del pueblo, le dije que era blanco y de calles de piedra. Fue suficiente, pues no preguntó más.

Me acerqué detrás de la vivienda. Él estaba allí; junto a su padre labraba figuritas de cobre que parecían cobrar vida. Me reconoció y miró a su madre; Gadye*, murmuró ella. Era una mujer hermosa, alta y esbelta, vestía un traje largo y colorido y una pañoleta roja cubría su cabeza. Con la hija arreglaba los rotos de la carpa. La niña era una pequeña, camuflada en sus grandes ropas. Se llamaba Nora; él, Antonio.

En el pueblo dejaron de lado la inundación y las conversaciones giraban en torno a la nueva familia. Una versión los presentaba como brujos que volaban por los techos llevándose el alma de los niños. Así quisieron explicar el suceso del río. Otro señaló que eran simples ladrones y que sólo estaban de paso. Se equivocaron, pues tenían la firme intención de permanecer aquí, en el pueblo de las casas blancas y las calles empedradas.

El primer día hubo gran alboroto. Las personas que llegaban de la ciudad, para asistir a la misa dominical, encontraron en sus palabras motivos para volver. Las mujeres trataban de guardar decoro mientras esperaban en una larga fila. Las líneas de sus manos señalaban sus ilusiones y fracasos. El padre salió furioso y las metió a empujones en la iglesia. Y a las gitanas, como alguien dijo, las condenó al infierno.

Yo aproveché el desorden y me escapé de misa. Encontré a Antonio y a Nora. Su padre había subido a la montaña. Hablamos por largo rato, y les pregunté de dónde venían. Antonio, con su rostro grave, dijo que de muy lejos, que habían errado muchos caminos y que su historia era un solo trasegar. Después, con una mirada señaló al río, y prosiguió, aunque lo importante es saber hasta dónde nos lleva la corriente o si tenemos la fuerza suficiente para nadar en su contra. Sus palabras comenzaron a maravillarme. Ese día nació nuestra amistad. Luego, se volvió costumbre, yo me fugaba de casa para escuchar sus historias.

Sin embargo, en el pueblo las cosas no marchaban bien. Un grupo de personas se reunió y maquinó en su contra. Aprovechando que el hombre no estaba quemaron su carpa, los golpearon y les dijeron que se fueran, que la próxima vez iba a ser peor. Nora me contó y no paraba de llorar. Para tranquilizarlos, la abuela, en su lengua, les rezó una oración. Fui a mi casa, tomé mis sábanas y las llevé para similar una nueva carpa. Acomodamos las telas en la estructura de madera y las untamos con parafina. Al terminar, la abuela tomó la tablilla y de nuevo la izó en la carpa: Romanes Than. Qué significa, pregunté; casa de gitanos, concluyó.

A los pocos días, Antonio enfermó. Con Nora le dábamos aliento y una tarde lo hicimos levantar de la cama para buscar flores río arriba. Estábamos muy entretenidos y no escuchamos el ruido de la corriente. No hubo una gota de lluvia que avisara. El agua llegó por tierra. Venía en silencio, al acecho. Todo fue muy rápido. Nora y Antonio me veían desde la orilla y yo luchaba contra las aguas turbias. Después no recuerdo más. Desperté en mi cama, con mi madre entre sollozos. Me relató lo sucedido y salí a buscarlo. Su mamá lloraba sobre su cuerpo. Nora hacía lo mismo y la abuela contemplaba al río. Traté de acercarme, mas un nudo en la garganta me lo impidió. Me sentía culpable, Antonio murió mientras salvaba mi vida.

La carpa desapareció con todo en su interior. Pero no hay indiferencia que la muerte no pueda vencer. El pueblo olvidó sus miedos y les tendió la mano.

Por nueve noches nadie en la familia durmió. La abuela dijo que los muertos iluminan el camino de los vivos. Y debe ser cierto, porque desde que Antonio partió llegaron más gitanos; trajeron la kriss** y la voz de sus viejos para guiar sus acciones. San Juan de Girón empezó a cambiar. En las calles empedradas, como por milagro, crecieron flores con tanta rapidez que muchos pensaron que estábamos sobre el paraíso; los pájaros hicieron sus nidos en la plaza y todas las mañanas entonan su alegre concierto.

Han pasado varios años y aunque aún conservamos nuestras raíces, hemos heredado un toque de gracia escondido detrás de cada uno de nuestros pasos; y las gitanas, con su frente altiva y sus vestidos alegres, desfilan por la plaza en busca de manos para descifrar en ellas, a la vez, su propio destino.


Mas, hoy me toca partir. Me marcho con la nostalgia de dejar mi historia en estas calles de piedra. Vine a despedirme de Antonio... y ahora, en este instante, mientras observo las letras que forman su nombre, siento que su recuerdo siempre estará conmigo, será la fuerza de mis pasos en la lucha contra esa corriente que llamamos vida.
________________________________________
Leonardo Raúl Brito

Me llamo Leonardo Raúl Brito. Nací en Hatonuevo, municipio de la Guajira, Colombia. En la actualidad curso último semestre de Licenciatura en Español y Literatura en la Universidad Industrial de Santander. Ganador de la Primera Mención en el V Concurso Nacional de Poesía Gustavo Ibarra Merlano de la Universidad Tecnológica de Bolívar, Cartagena de Indias, (mayo de 2008) y del VI Concurso de Poesía Eduardo Carranza, organizado por la Alcaldía de Sopó, Cundinamarca (julio de 2008).

El gusto por la literatura comenzó desde muy joven, pero sólo hace cinco años empecé a cultivarla y a llevarla como parte fundamental de mi vida. Después de leer a escritores como Homero y Cervantes, Juan Rulfo, Antón Chéjov, César Vallejo, García Márquez, Pablo Neruda es imposible, creo, no sentir la necesidad de seguir leyendo y hurgando en el espíritu humano.

En cuanto a la inmigración, siempre he pensado que es la lucha del Hombre por mantenerse con vida; la lucha por conquistar en otros horizontes lo que se ha perdido o no se ha alcanzado en el propio.

Cada inmigrante tiene una historia particular, pero en todos, quizás, el sueño es el mismo: tener la posibilidad de una vida mejor. Porque la inmigración más que un fenómeno social o un problema económico para el mundo, es un asunto íntimamente Humano, de no borrar las huellas y hacer florecer la esperanza de un Mañana.


Para saber más del premio ir al en lace de TRIBUNA LATINA: http://www.tribunalatina.com/es/notices/estos_son_los_gandores_del_concursdo_de_cuento_tu_cuento_vale_15460.php

lunes, 17 de noviembre de 2008

Inicia el CUENTO DE LA SEMANA


Con el ánimo de comenzar a dar a conocer los resultados del Taller de Cuento RENATA- UIS 2008, se abre el enlace CUENTO DE LA SEMANA en donde a partir de ahora, semana a asemana, se publicarán textos de los participantes del taller.
Se invita a quienes visitan este portal a que vean el CUENTO DE LA SEMANA (al lado derecho de este blog) para que LEAN Y COMENTEN los cuentos haciendo VIVO-ACTIVO-VÁLIDO el taller virtual.

martes, 4 de noviembre de 2008

I Premio de Relato Corto Katharsis 2008


I Premio de Relato Corto Katharsis 2008

Género: Cuento
Fecha de caducidad:18-12-2008
País: Unknown
Institución Convocante: Revista Katharsis


BASES


• Podrán participar en este concurso
narradores de cualquier nacionalidad, siempre que
los trabajos presentados estén escritos en español.

• El premio se otorgará a los
RELATOS CORTOS originales de tema libre. Los
trabajos deberán tener una extensión mínima de 1 página y máxima de 10.

• Los trabajos se enviarán al correo
electrónico en formato doc, mecanografiados en
Times New Roman 12 puntos, a doble espacio.

• Se concederán 3 premios:

o 1º DIPLOMA CONMEMORATIVO, Edición
digital de la obra, lote de 6 libros digitales.Ç

o 2º DIPLOMA CONMEMORATIVO, Edición
digital de la obra, lote de 6 libros digitales.

o 3º DIPLOMA CONMEMORATIVO, Edición
digital de la obra, lote de 6 libros digitales.

• Los ganadores del 1º y 2º premio
serán obsequiados con una novela que se dará a conocer posteriormente.

• Los trabajos se entregarán
indicando el título del trabajo, se detallará el
nombre, apellidos y dirección del autor y una
declaración de éste acreditando que la obra
presentada es original e inédita y que no tiene
cedidos sus derechos ni ha sido premiada o esté
pendiente de fallo en cualquier otro concurso. Se
adjuntará una breve semblanza biográfica.

• El plazo de admisión finalizará el 18 de diciembre de 2008.

• Los autores galardonados recibirán
de la comisión organizadora la notificación del
premio que se las ha otorgado, notificación que
se hará publica en distintos medios y saldrá
publicada en el número correspondiente de la revista Katharsis.

• Los RELATOS CORTOS se enviarán con
el lema “I PREMIO DE RELATO CORTO KATHARSIS” a la
dirección de correos siguiente: damian@revistakatha rsis.org

• El fallo de jurado será inapelable
y se hará público el 30 de febrero de 2009, en el
número correspondiente de la Revista Literaria
Katharsis y diferentes medios de comunicación.

• Las obras ganadoras quedarán en
propiedad de la revista que podrá publicarlas si
lo considera conveniente, anunciándolo oportunamente en su momento.

• El jurado estará compuesto por
representantes del mundo universitario, críticos
literarios y personas relacionadas con la cultura.

• La participación en el concurso
implica la aceptación y conformidad de estas bases.

VIII Premio Internacional de Relato Corto “Encarna León”

Género: Cuento
Fecha de caducidad:25 Noviembre de 2008
País: España
Institución Convocante: Consejería de Educación y Colectivos Sociales, Viceconsejerí a de la Mujer, de la Ciudad Autónoma de Melilla


BASES


1. La Consejería de Educación y
Colectivos Sociales, Viceconsejerí a de la Mujer,
de la Ciudad Autónoma de Melilla, convoca el VIII
Premio Internacional de Relato Corto “ENCARNA LEÓN”.

2. Podrán participar cuantas personas
lo deseen, independientemente de su nacionalidad,
siempre que las obras estén escritas en castellano.

3. No podrán participar en esta
edición del premio quienes hubieran obtenido el
primer premio de este certamen en alguna de las
tres ediciones inmediatamente anteriores, o
hubieran participado como miembros del jurado en
alguna de las dos últimas ediciones.

4. La temática será libre. Los
originales deberán ser inéditos y no estar
premiados con anterioridad. Se presentarán
mecanografiados a doble espacio por una sola
cara, numerados y en formato DIN A-4
encuadernado. Los relatos tendrán una extensión
de 8 a 15 folios. Estarán escritos en cuerpo de 12 puntos Arial.

5. Se entregarán cinco ejemplares,
sin firmar, en los que constará sólo el título,
adjuntando un sobre cerrado que contendrá en su interior los siguientes datos:
• Datos del participante (nombre,
apellidos, fecha de nacimiento, DNI, dirección,
código postal, municipio, provincia, país, teléfono, móvil y e-mail).
• Fotocopia del DNI.
• Autorización a la Ciudad Autónoma
para, en su caso, la publicación, reproducción o
distribución de la obra presentada al Certamen.

6. Se remitirá todo el material citado
anteriormente en un sobre cerrado a la siguiente
dirección: VIII Premio Internacional de Relato
Corto “ENCARNA LEÓN” de la Consejería de
Educación y Colectivos Sociales, Viceconsejerí a
de la Mujer, de la Ciudad Autónoma de Melilla. C/
Querol, 7. 52004- Melilla (España). También puede
entregarse en los registros oficiales referidos
en el artículo 38.4 de la ley 30/92, Ley de
Régimen Jurídico de las Administraciones Publicas
y del Procedimiento Administrativo Común, con la
Indicación expresa en el sobre “Para el VIII
Premio Internacional de Relato Corto “Encarna
León” de la Consejería de Educación y Colectivos
Sociales, Viceconsejerí a de la Mujer.

7. Aquellos autores que residan fuera
del territorio de España tienen la posibilidad de
concursar remitiendo el relato a la siguiente
dirección de correo electrónico:
concursoencarnaleon @melilla. es indicando su
intención de participar y remitiendo en archivo
adjunto el relato. Los participantes extranjeros
que elijan la opción ofrecida del correo
electrónico, deberán remitir además del archivo
adjunto con el relato otro archivo con el lema o
titulo del relato en el que se incluyan todos los
datos solicitados en el punto 5 de las presentes bases.

8. El plazo de presentación finalizará
el día 25 de noviembre del año 2008 “Día
Internacional contra la violencia hacia la mujer”.

9. Se establece un primer premio de
6.000 € (SEIS MIL EUROS) y un segundo premio de
2.500 € (DOS MIL QUINIENTOS EUROS).

10. La Consejería de Educación y
Colectivos Sociales designará el jurado. Su
composición se hará pública al emitirse el fallo.
Actuará como Secretario del Jurado, con voz y sin
voto, el Secretario Técnico de la Consejería de
Educación y Colectivos Sociales, u otro
funcionario habilitado para dar fe de las actuaciones.

11. Los premios podrán ser declarados
desiertos si a criterio del jurado ningún relato
poseyera los méritos necesarios para ser
premiado. Asimismo, el jurado estará facultado
para resolver toda cuestión de su competencia.

12. La Consejería de Educación y
Colectivos Sociales, podrá editar una publicación
con los relatos premiados y otros que por su
interés sean susceptibles de ser publicados.

13. El nombre de los ganadores o
ganadoras se dará a conocer en acto público
dentro de las actividades conmemorativas, año
2009, del “Día Internacional de la Mujer”, 8 de
marzo, y se difundirán a través de los distintos medios de comunicación.

14. La devolución de las obras
presentadas a concurso se hará dentro del plazo
de un mes desde que se haga público el fallo del
jurado. Pudiendo ser retiradas por los
interesados en la Consejería de Educación y
Colectivos Sociales, C/ Querol, 7, o bien
solicitando su remisión a costa del demandante.
Las que no fueran devueltas en dicho plazo serán destruidas.

martes, 28 de octubre de 2008

JARDÍN DE LA POESÍA - UIS BUCARAMANGA

"Dimensión personal" - Fotografía - Natalia Castillo, 2008


JARDÍN DE LA POESÍA - RADIO EN VIVO
Carlos Castillo Quintero y Raúl Moreno Jerez
Jueves 30 de octubre
7 pm
Patio Español
Sede UIS Bucarica
Transmisión en directo
Emisoras UIS Estéreo y UIS AM
En internet: emisoras.uis.edu.co


ARTE POÉTICA

"No olvida la palabra al que muere en el mar
o se abandonaa la tormenta que sabe que viene,
al que camina en la tiniebla
o sobre las aguas
y escribe un único poema de arena
que borra con su pie.
No olvida, pero se pudre
como el agua quieta en una artesa
(o la sonrisa del muerto)
si no fluye
si no se pronuncia
si no se escribe..."

(Carlos Castillo Quintero)

Raúl Moreno Jerez (Bucaramanga, 1961). Poeta y teatrero. Realizó estudios de economía en la Universidad Cooperativa de Colombia. Obtuvo el tercer premio en el primer Concurso Metropolitano de Poesía, "Gustavo Cote Uribe," 2000, Biblioteca Pública Gabriel Turbay. Ha publicado los libros de poesía: Manual del suicida, El hombre del girasol, 2006. Otros textos son Técnica Mixta, Sombras Sueños Colores, Luna de Papel.

Carlos Castillo Quintero (Miraflres, 1966. Ha publicado los poemarios Piel de recuerdo (1990), Burdelianas (1994), Rosa fragmentada (1995), el libro de cuento Los inmortales (2000), la antología El placer de la brevedad/Seis escritores de minificción y un dinosaurio sentado (2005) y el libro de poemas Sin el azul del día (2008) con el cual obtuvo el premio del CEAB-2007. Con Saga de los amantes (inédito) obtuvo en el 2002 el Premio Nacional de Poesía Universidad Metropolitana de Barranquilla, y con Estación nocturna (inédito) el Premio a la Mejor Obra Boyacense en el VIII Concurso Nacional de Poesía Ciudad de Chiquinquirá. En el 2006 se diplomó en Creación Narrativa en el Taller de Escritores de la Universidad Central de Bogotá (TEUC). Fue incluido en la Antología Internacional de Cuento La flor del día/Trofeos de la lectura (Raúl Brasca y Luis Chitarroni, comp. Editorial Desde la Gente, Buenos Aires, Argentina, 2007); y en la Segunda Antología de Cuento Corto Colombiano (Harold Kremer y Guillermo Bustamante, comp. Editorial Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá D.C., 2007).

lunes, 27 de octubre de 2008

Margaret Atwood gana el Príncipe de Asturias de las Letras 2008

Un país sin historias sería un país sin espejo



La novelista canadiense Margaret Atwood gana el Príncipe de Asturias de las Letras


El escritor albanés Ismail Kadaré, el británico Ian McEwan y el español Juan Goytisolo fueron finalistas.

La escritora canadiense Margaret Atwood, (Ottawa, 1939), ha ganado el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2008. Fueron finalistas de la edición 2008 el escritor albanés Ismail Kadaré, el británico Ian McEwan y el español Juan Goytisolo elegidos entre las 32 propuestas recibidas, procedentes de 24 países.

Margaret Atwood es una de las más importantes escritoras contemporáneas (en el año 2000 ganó el prestigioso Booker Prize). Esta autora presenta en sus novelas una visión comprometida y crítica del mundo y la sociedad contemporáneos. En su abundante producción poética, género que cultiva con maestría, expone una delicada sensibilidad. Autora muy prolífica, obtuvo reconocimiento internacional con la publicación de su novela La mujer comestible (1969), a la que siguieron Resurgir (1972), Doña Oráculo (1976), Life Before Man (1980), Ojo de gato (1988) y La novia ladrona (1993).

La candidatura de Margaret Atwood fue propuesta por Rogelio Blanco, director general del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura de España.

Este fue el discurso que pronunció al recibir el Premio:

Majestad,
Altezas Reales,
Señoras y señores:

Es para mí un gran placer encontrarme aquí, en España, país en el que he vivido muchos momentos maravillosos, en Madrid y también en Barcelona. Ahora estoy en Oviedo, ciudad que ya conozco algo, a través de las páginas de Leopoldo Alas. Es para mí un honor especial que se me haya concedido el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2008. En septiembre estuve en Argentina, donde la gente me observaba con algo parecido al respeto reverencial: resulta asombroso constatar el gran prestigio que el Premio Príncipe de Asturias ha alcanzado en todo el mundo, y no sólo en los países de habla hispana. Dicho respeto es un tributo al gran empeño y a la meditada consideración de los miembros del jurado, en una labor que, a menudo, resulta invisible.

Este galardón me emociona particularmente porque soy canadiense, y también nosotros resultamos, a menudo, invisibles; o se nos confunde con ciudadanos de Estados Unidos, país con una historia, una geografía, una mezcla de culturas y una posición de poder en el mundo muy distintas a las nuestras. Como se dice en una de nuestras canciones más conocidas «Canada’s really big» [«Canadá es muy grande»], pero su población es comparativamente pequeña. Oficialmente, se trata de un país bilingüe, aunque en realidad sea multilingüe, pues cuenta con 52 lenguas indígenas, más muchas otras de más reciente implantación. Nuestra sociedad se ha formado, no tanto mediante la conquista y el dominio como a través de la negociación y renegociación constantes entre distintas culturas, lenguas y puntos de vista. Según un chiste canadiense, en el camino que conduce al Cielo hay dos flechas. En una de ellas se lee «CIELO», y en la otra «MESA REDONDA SOBRE EL CIELO». Y todos los canadienses siguen la dirección de la segunda.

Las artes -incluida la escritura- suelen ser objeto de mesas redondas entre nosotros. Y no sólo de mesas redondas: en nuestras últimas elecciones, el apoyo del país a nuestros artistas e instituciones culturales se convirtió en un factor decisivo de la lucha política, y el partido en el poder mostró su desdén hacia ellos con su drástico recorte a los presupuestos del país destinados a la creación artística.

Pero los gobiernos que intentan abolir el arte -ya sea con su indiferencia, ya sea con su afán por suprimir las voces independientes- , no lo consiguen jamás, pues incluso si se lo condena a la clandestinidad, si se le cortan los suministros, si se lo oculta, el impulso artístico, a pesar de todo, halla una vía de expresión. El arte existe desde que existe el ser humano, como testifican las maravillosas pinturas de las cuevas de Altamira. La creación artística es un síntoma de nuestra humanidad: todo ser humano es intrínsecamente creativo, como tan bien demuestran niñas y niños.

La escritura de obras de ficción es un arte del tiempo: a través de ella los acontecimientos se suceden, se ponen en marcha cambios; en otras palabras, la ficción cuenta historias. Y, a través de esas historias, nos conocemos a nosotros mismos y a los demás. Un país sin historias sería un país sin espejo: no proyectaría ningún reflejo, y ello llevaría, en el mejor de los casos, a una existencia fantasmal, sombría. «¿Quién soy?», se preguntarían los ciudadanos. Y no habría respuesta. Un país así tampoco tendría corazón, pues la escritura es un arte de las emociones. En una era de especialización, sólo el arte puede mostrarnos la totalidad del ser humano en sus muchas variantes.

Todo, en nuestras sociedades, se ve influido no sólo por la tierra que nos sustenta, sino por el mundo imaginativo que construimos, y en el que habitamos. Incluso nuestras instituciones aparentemente más sólidas se sostienen en las ideas que tenemos de ellas, en nuestra fe en su existencia. Los bancos se desmoronan cuando perdemos la confianza en ellos, tal como se ha visto recientemente. Y lo mismo sucede con las naciones. La función del arte, en cierto modo, consiste en imaginar lo real y, al hacerlo, dotarlo de ser.

La ficción de mi propio país contiene numerosas maravillas: cocinas habitadas por osos, francotiradores indios llegados de las selvas más remotas para luchar en la Primera Guerra Mundial, un monstruo helado, caníbal y con los pies en llamas… Pero, también, a muchas mujeres y hombres que pueden parecer menos excepcionales, y que sin embargo viven sus vidas y se enfrentan a su tiempo y a su espacio -a menudo nevado- tal como su personaje, su circunstancia y su destino les dictan.

Hoy nos hallamos inmersos en una crisis mundial. Financiera, pero también climática. Mucha gente teme el futuro, un futuro que casi con total seguridad traerá escasez de alimentos, suministros cada vez más menguados de energías fósiles y más pobreza e inestabilidad social. En estas condiciones, conviene recordar la humanidad que compartimos, una humanidad que muestra su mejor rostro a través de la inventiva y el valor, de la flexibilidad de pensamiento y la generosidad, y a través de la capacidad de sentir alegría allí donde amenaza el peligro. Una sociedad rica en artes también es rica en estas cualidades. Los economistas no pueden ponerles precio, pues no pueden cuantificarse. Sin embargo, sin ellas las cosas no nos irán nada bien. Es preciso que nos reimaginemos a nosotros mismos. Y no sólo a nosotros mismos, sino nuestra relación con el planeta que nos sostiene.

Gracias de nuevo por vuestro reconocimiento -expresado en este Premio- a la importancia de la escritura como arte. Es para mí un gran honor haber sido elegida como su representante este año. Y les deseo, y deseo para todos nosotros, la mejor de las suertes.

martes, 21 de octubre de 2008

XX Concurso Nacional de Cuento Ciudad de Barrancabermeja 2008


REQUISITOS PARA LOS PARTICIPANTES


1. Tema Libre

2. Extensión mínima de 10 cuartillas (10 páginas). Extensión máxima de 30 cuartillas (30 páginas), debidamente digitadas a doble espacio y de un solo lado en hoja tamaño carta

3. Enviar original y 3 copias

4. El trabajo presentado debe ser inédito y firmado con seudónimo

5. Cada Participante enviara en sobre aparte los datos personales:

• Nombres y apellidos
• Fotocopia de documento de identidad
• Dirección y teléfono actual
• Ciudad y residencia

FECHAS PARA LA REALIZACIÓN

Apertura: viernes 12 de septiembre de 2008
Cierre: martes 18 de noviembre de 2008
Premiación: Sábado 13 de Diciembre de 2008, En Acto Público en el Aula Múltiple de la Casa de Cultura de Barrancabermeja.

Un Jurado idóneo actuará con la máxima autonomía para seleccionar los mejores cuentos.

PREMIACIÓN

Primer Puesto: $5.538.000 (12 S.M.M.LV.)
Segundo Puesto: $4.153.500 (9 S.M.M.LV.)
Tercer Puesto: $3.230.500 (7 S.M.M.L.V.)

PREMIO ESPECIAL

LA ALCALDÍA MUNICIPAL DE BARRANCABERMEJA otorgará un premio especial de $4.615.000 (10 S.M.M.L.V.), a la obra que se destaque a nivel Municipal, que no haya clasificado entre los tres mejores cuentos.

Mayores informes: Secretaria de Desarrollo Económico y Social. Centro Administrativo Municipal Calle 49 con carrera 7, detrás de Super Estrellas. Teléfonos : 6 22 33 01 - 6 20 33 25

martes, 14 de octubre de 2008

¿Cómo se escribe un cuento? - CARLOS CASTILLO QUINTERO


Guía para el desarrollo de un taller en el aula

PRESENTACIÓN

Ese arte viejo de contar cuentos

Han pasado cerca de 20.000 años desde que el anónimo pintor de las cuevas de Altamira recreara historias de caza en aquellos muros. Ese hombre y su naciente grupo social quizá no solo tuvieron la necesidad de pintar aquellas escenas, sino también de contarlas en un ancestral, primitivo, y para siempre perdido lenguaje. Así el hombre se diferencia de los otros animales: por su capacidad de recrear su cotidianidad, de reinventarla. También por su necesidad de trascender.

Puede afirmarse, entonces, que el cuento es el género literario más antiguo de la humanidad y el de mayor difusión. ¿Quién no ha contado, o le han contado, alguna vez un cuento? ¿Quién no ha leído uno? Algunos también los han escrito.

Pero ¿qué es un cuento? La palabra cuento viene de del latín computus que quiere decir llevar cuenta de un hecho. Así, el cuento conserva en su esencia un oculto sentido matemático que lo hace riguroso. Contar sería entonces la acción de llevar con palabras la cuenta precisa de un suceso. Un cuento literario, en consecuencia, sería la narración de un hecho usando con arte las palabras indispensables para contarlo.

En un buen cuento el lenguaje fluye y atrapa al lector, le permite reconocer situaciones e identificarse con los personajes que encarnan las acciones. El buen cuento retiene la atención del lector desde la primera línea, y sin desvíos, lo conduce hasta el final, dejándole después de la lectura la necesidad de volverlo a leer.

Por limitarse a narrar un hecho el cuento generalmente es un texto breve, de una a veinte páginas. Sin embargo, puede estar escrito en cincuenta o en cien, pero siempre privilegiando el uso de la palabra justa y necesaria. Siempre centrándose, substancialmente, en contar un solo acontecimiento.

Se subraya la esencia matemática y precisa del cuento: en él toda palabra que no sea necesaria le resta fuerza y abre la posibilidad de que el lector abandone la lectura, liquidando así al escritor y menoscabando su oficio. Porque el cuentista al igual que Scheherazada, la fascinante narradora de Las mil y una noches, está sometido al persistente péndulo que se mece sobre su cuello: atrapar al lector. El lector es aquí el Sultán que en caso de no estar satisfecho con lo narrado, ejecuta al narrador, es decir, no lo lee más. No sin razón se dice que el cuento es quizá el género literario más difícil. Sin embargo, creemos que es factible aprender su técnica, he aquí el sentido de esta guía.

El material que enseguida se presenta no pretende, ni mucho menos, abarcar todos los elementos que conformarían una teoría sobre el arte de escribir cuentos. Se busca con esta guía que el docente de literatura, el director de un taller literario, o el escritor de cuentos que apenas se inicia en el oficio, encuentren aquí los principios básicos del género, algunos ejercicios y, esencialmente, la experiencia compartida de otro escritor. Si bien estas notas pueden resultar de alguna utilidad, ninguna teoría sustituye a la práctica: el escritor se hace escribiendo, se forma leyendo, y aprende a resolver sus problemas repasando el camino de otros que como él se han enfrentado a los problemas que plantea el infinito y maravilloso universo de la creación narrativa.



1. MATERIA NARRATIVA

El escritor que comienza en ocasiones no sabe por dónde comenzar. Es decir no sabe cuál es la materia narrativa o punto de partida de la historia que desea escribir. Un panadero, por ejemplo, conoce bien las materias primas para hacer pan y sólo requiere de la técnica para obtener un buen resultado. ¿Pero cuál es la materia narrativa que le permite al escritor concebir sus relatos?

Es necesario señalar que toda narración antes de ser escrita empieza en el mundo de las ideas. La palabra toma forma en la mente del escritor y de allí va al papel. Pero ¿cuál es el alimento de esa mente creativa? La respuesta a este interrogante se resume en tres instancias: la realidad, la fantasía y la imaginación.

1.1 La realidad
Realidad es la existencia efectiva de una cosa. No es absoluta en sí misma, sino que es subjetiva cuando es válida para una sola persona y objetiva cuando lo es para varias. El escritor, en la medida en que es una persona, vive en una realidad que es subjetiva y objetiva simultáneamente. Su realidad es lo que él cree que es, pero también lo que es válido para sus congéneres. He aquí un componente esencial de la materia narrativa: la realidad del escritor, lo que le pasa a él o se entera que le ha pasado a otros, o, lo que él cree que pasa.

1.2 La fantasía
Pero el escritor no está completamente sujeto a la realidad, sino que en ocasiones la idealiza y la transforma a través de la fantasía. El escritor, en la medida en que es un creador, permite que su pensamiento vuele libremente al territorio del fantasear, es decir a un mundo abstracto y sin rumbo definido en donde todo es posible. Pero ese fantasear encuentra su propósito cuando se arriba a la imaginación, es decir al fantasear con sentido.

1.3 La imaginación
La imaginación es la capacidad de crear imágenes a partir de la realidad o de la fantasía, o de una fusión de ellas. La imaginación está mediada por la razón y al contrario de la fantasía siempre tiene un rumbo. Un estratega, por ejemplo, imagina los posibles movimientos de su contendor y en ese imaginar considera informaciones y datos provenientes de la realidad, mezclados con escenarios posibles o imaginados a partir de los cuales espera un resultado: la victoria.

Así mismo el escritor asocia la realidad, la fantasía y la imaginación. Es esa su materia narrativa y el resultado victorioso que de allí se genera es su Literatura, es decir su Ficción que no es realidad, no es fantasía y no es imaginación, sino que es una mixtura de ellas.

Sin embargo para el escritor y para la factura de su obra no interesa qué es real, qué es fantástico o qué es imaginario. Al lector tampoco le importa. Lo único que interesa es que el relato que surja al combinar estas instancias de la materia narrativa sea verosímil, es decir creíble. Al lector no le interesa que los hechos que le son narrados sean reales, fantásticos o imaginarios, o que los personajes que encarnan las acciones lo sean. El lector lo único que busca es que le cuenten un cuento bien contado.


2. FUENTES DE LA CREACIÓN NARRATIVA

La materia narrativa está dispersa en múltiples fuentes de las que puede beber el escritor. Se señalan enseguida algunas de las más importantes, en donde el novel cuentista puede realizar un trabajo de inmersión del que seguramente saldrá con las anécdotas, argumentos, tramas y personajes que luego irán a constituir el cuerpo de su obra.

2.1 Fuentes internas (del Autor)

2.1.1 Fuente autobiográfica: se dice que todo escritor, independientemente de lo fantástica que pueda ser su obra o de la poca relación que tenga con su propia biografía, en todas las ocasiones escribe sobre sí mismo. La propia vida de quien escribe es una fuente infinita de historias y personajes. El escritor pertenece a una familia, a un barrio o vereda, a un pueblo o a una ciudad, a un país, a un planeta... a una generación, a una especie, a un género... etc. Estos elementos biográficos son la fuente más inmediata y rica de donde surgen relatos maravillosos. No otra cosa es, por ejemplo, Cien años de soledad la inmortal novela del Nobel colombiano Gabriel García Márquez.

TALLER 1. Hacer un árbol genealógico en donde, partiendo del escritor, se señalen hacia arriba los nombres y los lugares de procedencia de por lo menos dos generaciones. Es decir los datos relacionados con los hermanos, los padres y los abuelos. Así mismo hacia abajo se deben consignar los datos de por lo menos una generación. Como seguramente el joven escritor aún no tiene hijos se relacionará la información correspondiente a los sobrinos. Hecho el árbol, se llama la atención sobre los cambios en los nombres, los movimientos geográficos de la familia y sus causas, así como la problemática social y política que seguramente dejará traslucir aquella estructura familiar. A partir de estos elementos se escribe uno o varios cuentos.

2.1.2 Fuente testimonial: una de las condiciones fundamentales de un escritor es su curiosidad sin límites. El escritor, al igual que un gato, debe arriesgarlo todo para satisfacer su curiosidad que estará dedicada a capturar historias. Quien escribe no sólo bebe de las historias que le provee su propia vida, sino también de los testimonios de las vidas de otros. Expresado coloquialmente puede decirse que un escritor es “un chismoso por naturaleza”.

2.2 Fuentes externas (del Medio)

2.2.1 La tradición: en su sentido más amplio la tradición es todo lo heredado de las anteriores generaciones. Literariamente rica esta fuente para el escritor. Los mitos de creación y las leyendas pueden recogerse de los relatos orales de los mayores, y a partir de ellas, elaborar narraciones que de seguro serán muy interesantes. Claro ejemplo de lo anterior es el libro “Antiguos relatos vueltos a contar” de Lu Sin, escritor chino. La tradición incluye, entre otros aspectos, la religiosidad, las costumbres culinarias, el vestido, los rituales domésticos, las creencias, la medicina natural... y, en general, todo aquello que constituye la cultura de una comunidad.

TALLER 2. Contactar a la persona de más edad en la familia o en el núcleo social del escritor y pedirle que le narre historias del pasado, y a partir de estos relatos escribir un cuento.

2.2.2 La historia: la historia la constituyen aquellos hechos que están documentados, de los que existen archivos. Está la gran Historia, es decir la que tiene que ver con acontecimientos como por ejemplo el Descubrimiento de América, La Conquista, La Colonia o la Campaña Libertadora. De esta fuente surge un subgénero narrativo que es la novela histórica, aun cuando también hay cuentos y relatos basados en esta fuente. Pero además están las pequeñas historias, las que se refieren a una persona o a un hecho familiar o local. Esas historias, cuando son representativas de situaciones universales, valen la pena como fuente primaria para un relato.

2.2.3 La metaficción: en el mundo contemporáneo existe una estrecha relación entre las artes. El cine se nutre de la literatura, ésta del cine, la pintura del video y la fotografía etc. La metaficción es la obra artística que se crea a partir de una ya existente. Así, el escritor puede beber de la fuente creativa de otras obras, desde luego respetando siempre los derechos de autor. Claro ejemplo de esto es la novela La guerra del fin del mundo del peruano Mario Vargas Llosa, la cual escribe como una versión contemporánea de un libro clásico, la novela Os Sertoes del brasileño Euclides Da Cunha.

TALLER 3. Escoger una pintura clásica que ojalá represente a varios personajes, y a partir de ella escribir un relato que desarrolle lo que la pintura sugiere. El maestro puede preparar en diapositiva o acetato esta pintura, proyectarla en el aula y dejar que los estudiantes o talleristas dejen volar su imaginación con lo que ven. Luego se pide que escriban lo que será el primer borrador de un cuento.


3. ESTRUCTURA BÁSICA DE UN CUENTO

Un cuento es una composición literaria breve, pensada para ser leída de una sola vez, que se estructura básicamente mediante un esquema que se resume en: Introducción, Desarrollo y Desenlace. Los principios esenciales del arte de escribir cuentos, son:

3.1 Tema e Idea
El tema es de lo que trata el cuento. La capacidad para ubicar el tema para un cuento, es parte esencial del oficio del escritor. El tema debe ser universal para lo cual debe tratar sobre aspectos que toquen la esencia de la vida humana, puesto que humanos serán quienes vayan a leer ese cuento. Si bien el tema puede ser local o personal, debe tener un valor intrínseco que lo universalice. Los grandes temas de la Literatura han sido el amor, la muerte, el heroísmo, los celos, la traición, la venganza. García Márquez los resume en los dos primeros: el amor y la muerte.

Un tema puede ser tratado desde diferentes Ideas. Por ejemplo puede hablarse de la muerte narrando una hecatombe nuclear, o desde la relación de la enfermedad y muerte de una mascota. La idea escogida por el autor para tratar un tema tiene que ver con la intensión que persiga: denuncia social, romanticismo, drama... etc.

3.2 Anécdota base y Argumento
La habilidad del cuentista inicia al escoger el hecho o la anécdota base que pueda ser tema para un cuento. La anécdota en sí misma no sirve. Un hombre sale de su casa y se dirige al trabajo es, por ejemplo, una anécdota o un hecho base que no presenta muchas posibilidades. Si este hombre en ese breve y habitual trecho de su vida cotidiana perdiera la memoria, la anécdota base se convierte en un tema: la identidad.

La anécdota base se convierte entonces en Argumento y su desarrollo permite que tome forma el tema y la idea inicial. Escoger argumentos rebuscados o provenientes del fantasear sin imaginación, conduce a la escritura de cuentos que no le dicen nada al lector, que le son completamente ajenos, que son solamente ejercicios del lenguaje pero no “tocan” a quien los lee.

Si bien un cuento se debe centrar en narrar un hecho, en su desarrollo argumental es necesario que se construya una historia secreta con lo no-dicho, con lo que se alude, tal y como lo expone Ernest Hemingway en su teoría del iceberg: el cuentista excelente apenas deja ver la punta de la montaña que subyace en lo más recóndito del cuento que narra. Casa tomada, el cuento de Julio Cortázar, es un buen ejemplo de esta teoría.

3.3 La Trama
Trama, en el sentido de urdimbre, es en un cuento el cruce de hechos y personajes en una línea de tiempo. Un personaje encarna una acción y la realiza en un tiempo y un espacio determinados. Con esto y con el accionar de los demás personajes se teje la trama. El cuentista debe desarrollar la trama de su cuento de manera natural, proporcionando al lector la información necesaria para comprender la historia que se le está contando.

Una forma clásica de la trama es: un personaje quiere algo (se crea una necesidad), lo persigue a pesar de los posibles obstáculos (se genera tensión) y al final consigue su propósito o fracasa (se da un desenlace).

3.4 Los Personajes
Los personajes son quienes encarnan la acción. Pueden ser personas, animales, cosas e incluso ideas o abstracciones. En Pinocho, la novela de Carlo Collodi, el personaje es un muñeco de madera; en La metamorfosis, de Franz Kafka, es un hombre convertido en insecto; en Pedro Páramo, de Juan Rulfo, los personajes son voces de gente muerta; o en Carta a una señorita en París, el cuento de Julio Cortázar, el personaje es un hombre que vomita conejitos.

Se aconseja al cuentista que comienza que se ejercite en el arte de convertir personas reales en personajes. Es mejor caracterizar un personaje que se está viendo en la realidad, que se conoce, que uno imaginario.

Construidos los personajes, el cuentista habrá de convertirse en señor de sus criaturas. Habrá de gobernarlas y conducirlas a que hagan lo que él espera que hagan, ya que el cuento no permite disgresiones. En la medida en que la voluntad del cuentista predomine sobre sus personajes la historia que narra tomará ritmo, tensión e intensidad.

3.5 El Narrador
El narrador es quien cuenta el cuento. No debe confundirse con el autor que es la persona real que crea la historia. El narrador es un ente de la ficción que se encarga de contar la historia. Este aspecto es quizá el más importante para un cuentista. Elegir el narrador correcto puede salvar un tema, una idea, un argumento o una trama poco interesantes, y viceversa: elegir al narrador inadecuado “mata” la mejor historia que haya concebido un autor.

3.5.1. Persona gramatical: un cuento puede ser narrado en tercera persona, en cuyo caso se habla de un narrador omnisciente (Ej. El niño se baña en la piscina). En segunda persona (Ej. Te bañas en la piscina). O en primera persona (Ej. Me baño en la piscina). El narrador en primera persona es simultáneamente personaje, no así los contados en segunda y tercera persona gramatical.

3.5.2. El Ancla: se llama ancla al momento escogido para contar los hechos. Un mismo acontecimiento, aun cuando lo refiera el mismo narrador, tendrá matices diferentes si es narrado cuando sucede, antes de suceder, o tiempo después de sucedido. Según en donde se ponga el ancla el cuento será uno u otro.

3.5.3. El Punto de vista: se refiere a la perspectiva desde donde habla el narrador. De allí se desprende la posición ideológica, religiosa, social, política... etc., del autor.

TALLER 4. Narrar una historia en las tres personas gramaticales, posteriormente compararlas y decidir cuál de ellas se acomoda mejor a lo que desea el autor.

3.6. El Cronotopo (Tiempo y Espacio narrativo)
De preferencia el tiempo en el cuento debe ser corto y concentrado, ya que corresponde al hecho narrado y debe limitarse a seguir las principales líneas de la acción.

El tiempo también relaciona la época en la cual suceden los hechos. ¿Es el tiempo presente? ¿El futuro? ¿El pasado? Así mismo hace referencia al tiempo atmosférico: ¿Es de día, de noche, llueve, hace sol...?

El espacio narrativo es el lugar en donde se desarrollan las acciones. ¿Es un espacio rural o urbano? ¿Es un espacio abierto, un parque por ejemplo? ¿O es un espacio cerrado, el cuarto de un hotel por ejemplo? ¿Los hechos están sucediendo en el fondo del mar, en la Luna, en el Infierno, en el Cielo...?

TALLER 5. Tomar un cuento clásico (Caperucita roja, La bella durmiente...etc) y reescribirlo cambiándole el tiempo y/o el espacio narrativo. ¿Cómo sería el cuento de Caperucita en el Siglo XXI? ¿Qué pasa si la Bella Durmiente se despierta en el año 3000 en el planeta Marte?

3.7. La Atmósfera (Tono y Ritmo)
Edgar Allan Poe, uno de los padres del cuento clásico, debe mucho de su arte genial a su capacidad para crear atmósferas. La atmósfera del cuento es lo que lleva al lector a sentir miedo, tensión, hilaridad o desagrado, entre otras múltiples sensaciones que dependen de las intenciones del autor.

El narrador es quien le da el tono al cuento. Si se expresa irónicamente no será lo mismo que si lo hace con bondad, o viceversa. El narrador a través del tono que utiliza transmite al lector una u otra sensación y caracterizará en forma diferente a los personajes. Así, puede decirse que el tono es, en resumen, la actitud emocional que el narrador mantiene hacia el argumento y hacia los protagonistas, modificando la historia según lo que pretenda el autor.

El ritmo tiene que ver con la forma en que el autor plantea el desarrollo de las acciones. El cuento debe comenzar interesando al lector. En un buen cuento la primera frase determina el ritmo y la tensión de toda la narración. El ritmo permite que el lector vaya de principio al final del texto sin perder interés. Horacio Quiroga, cuentista genial, decía que un cuento debe ser como una flecha disparada hacia un blanco. Cortázar lo definió como el golpe definitivo y fulminante que un boxeador da a su contrincante. Estas definiciones se fundamentan, entre otras cosas, en el ritmo e intensidad que debe tener un cuento.

3.8. El Estilo
Un artista, en general, lo es porque ha logrado un estilo que permite que lo diferencien de los demás. Así mismo un escritor. El realismo mágico de García Márquez, por ejemplo, es reconocible aun cuando no lo escriba él.

Estilo es el modo particular de hacer algo, para el caso, el modo de escribir que caracteriza a un autor, su sello personal, su marca. Ese debe ser el objetivo del cuentista que comienza: alejarse de las imitaciones y del plagio, y buscar su propia voz, aquella que lo distinga y lo legitime entre la multitud de sus pares.

BIBLIOGRAFÍA
• BOTERO, Rafael. Los trabajos de Penélope. Una aproximación a la literatura. Fondo Editorial Universidad EAFIT. Medellín, 2004.
• BURGUERA, María Luisa. Textos clásicos de la teoría de la Literatura. Editorial Cátedra. Madrid, 2004.
• JOLIBERT, Josette. Formar niños lectores y productores de poemas, Dolmen Ediciones S. A. Santiago de Chile, 1992.
• MAYORAL, Marina (comp.). El oficio de narrar. Ediciones Cátedra. Bogotá, 1989.
• MENDOZA, Plinio Apuleyo. El olor de la guayaba, Entrevista a Gabriel García Márquez. Bruguera, Barcelona, 1982.
• PEÑA GUTIERREZ, Isaías. “Argumentos teóricos acerca de los talleres de creación literaria”. En: Bitácora de los Talleres Literarios en Colombia”. Mincultura, Dirección de Artes. Bogotá, 2000.
• RAMÍREZ, Sergio. Mentiras verdaderas. Editorial Alfaguara. México. 2001.
• RODARI, Gianni. Gramática de la fantasía – Introducción al arte de inventar historias, Imprimeixs. Ltda. Bogotá D.C., 1982.
• ZAVALA, Lauro. La minificción bajo el microscopio. Universidad Pedagógica Nacional. Bogotá, 2005.


Derechos reservados
© Carlos Castillo Quintero

Nota: Esta guía se publica como material de ayuda para escritores, directores de talleres literarios, y docentes. Si la usa, cite la fuente. ¿Ok?

miércoles, 8 de octubre de 2008

LUCIA Y EL SEXO... en la UIS



El próximo viernes 10 de octubre tendremos nuestra encuentro del Taller RENATA UIS 2008 desde las 6 p.m. hasta 9 p.m. en el salón Gustavo Gómez Ardila segundo piso de la Dirección Cultural de la UIS.

El viernes se proyectará la película "LUCIA Y EL SEXO", del director JULIO MEDEM.



FICHA TÉCNICA:

Guión y dirección: JULIO MEDEM. Producción: FERNANDO BOVAIRA y ENRIQUE LÓPEZ LAVIGNE para SOGECINE. Dirección de fotografía: KIKO DE LA RICA. Segundo operador: JOSU INCHAUSTEGI. Montaje: IVÁN ALEDO. Música: ALBERTO IGLESIAS. Sonido: AGUSTÍN PEINADO, SANTIAGO THEVENET y POLO ALEDO. Dirección artística: MONTSE SANZ. Efectos especiales: MOLINA E.E. Vestuario: ESTÍBALIZ MARKIEGI. Maquillaje: GREGORIO ROS. Peluquería: JUAN RODRÍGUEZ VALVERDE. Casting: SARA BILBATÚA. Localizaciones: Madrid y Formentera. Duración: 128 minutos. Fecha de estreno: 28 de agosto de 2001.

FICHA ARTÍSTICA:

PAZ VEGA (Lucía). TRISTÁN ULLOA (Lorenzo). NAJWA NIMRI (Elena). DANIEL FREYRE (Carlos). ELENA ANAYA (Belén). JAVIER CÁMARA (Pepe). SILVIA LLANOS (Luna). DIANA SUÁREZ (Manuela). JUAN FERNÁNDEZ (Jefe Restaurante). ARSENIO LEÓN (Futbolista). JAVIER COROMINA (Camarero Chiringuito).

SINOPSIS:

Lucía (Paz Vega), una joven camarera de un céntrico restaurante madrileño, recibe una noche una llamada que le comunica la desaparición de Lorenzo (Tristán Ulloa), su novio, un escritor con el que lleva viviendo seis años. El miedo y la angustia le hacen huir de la ciudad, refugiándose en una tranquila y despejada isla del Mediterráneo. Allí, en medio de una atmósfera brillante, tan sólo expuesta al aire libre y al sol, Lucía conocerá a Elena (Najwa Nimri) quien le conducirá a descubrir los rincones más turbios de su pasado así como el poder que tiene el sexo sobre el destino. La isla, su libertad y los deseos de escapar harán que se establezca una extraña relación entre quien fabrica la ficción, Lucía, y quien la recibe, Lorenzo, una especie de acuerdo en el que ellos se sienten absolutamente libres, él para inventar y ella para dejarse llevar imaginándose en otros personajes.

COMENTARIO:

La quinta película de Julio Medem nos dio su largometraje más arriesgado, ya que llevó sus constantes fílmicas al límite: la casualidad, el azar, la mezcla mágica entre realidad y sueño, los caprichos del destino, las rocambolescas relaciones que unen a los personajes... Ésto hace de Lucía y el sexo una película muy singular: o el espectador se involucra en la historia desde el principio y acaba seducido por ella hasta el cénit final o la rechaza de plano, sacando a la luz todos sus defectos y olvidando sus grandes virtudes.

Hay que destacar el gran acabado de la película, con un excelente trabajo del equipo de fotografía dirigido por Kiko de la Rica, así como la sugestiva ambientación, obra de la directora artística Montse Sanz.

Otro de los aspectos más sobresalientes de la película es la gran entrega de los actores y su correspondiente interpretación, destacando en especial Paz Vega y Elena Anaya, que realizan dos papeles muy intensos y rebosantes de sensualidad. Así también Tristán Ulloa realizó un gran trabajo como protagonista masculino.

No hay que olvidar que este proyecto atormentó desde el principio al director donostiarra. Los titubeos en la construcción del guión y las diecinueve versiones del montaje revelan las dudas que tuvo Medem sobre el conjunto del filme, vacilaciones al final quedan manifiestas en el propio desarrollo de la película, especialmente a partir del momento en que aparece el personaje de Belén (Elena Anaya), la niñera de Luna e inspiradora de las turbias fantasías de Lorenzo.

También es reseñable que Lucía y el sexo es, hasta el momento, la película más taquillera de Medem. Ha recaudado ella sola más dinero que las cuatro anteriores juntas. El público aplaudió los riesgos formales y argumentales (no hay que olvidar la polémica suscitada por el contenido sexual de la película) de este cuento mágico y donde el destino juega con la vida de los personajes y con la de los sentimientos del espectador..

PREMIOS OBTENIDOS POR "LUCÍA Y EL SEXO":

- Premio Goya a la mejor actriz revelación para Paz Vega (2002)
- Premio Goya a la mejor música original para Alberto Iglesias (2002)
- Premio "La Navaja de Buñuel" a la mejor película española de 2001 otorgado por el programa de TVE "Versión Española" y la Fundación Autor
- Premio del Jurado en el Festival de Cine Latino "Primer Plano" de Dijon, Francia
- Premios "Emergin Masters" y del público "Golden Space Neddle" al mejor director en el Festival de Seattle


GALERÍA FOTOGRÁFICA:












(Tomado de:http://www.juliomedem.org/filmografia/lucia.html)

martes, 30 de septiembre de 2008

Pablo Montoya y la escritura creativa


Aproximaciones a la escritura con Pablo Montoya


¿Cómo debería abordar un escritor el tema de la violencia que vive su país? Planteando esta pregunta Pablo Montoya inicia su primer encuentro con los participantes del Taller Renata de Cuento que adelanta la UIS con el apoyo del Ministerio de Cultura. El escritor, el artista, no puede aislarse a sí mismo en una burbuja impermeable a los eventos que día a día conmocionan a la sociedad pero tampoco debe dejarse llevar por la descripción amarillista y superficial que se convierte en casi una apología del delito al presentar exaltadamente la vida y hechos de los criminales del momento. En otras palabras, no hay que olvidar que, ante todo, se debe producir buena literatura.

En un acercamiento similar al usado por Esquilo en su obra Los Persas (que representa la victoria de los griegos en la Batalla de Salamina desde el punto de vista de los derrotados), Montoya afronta los conflictos sociales y políticos mostrando el modo como los afectados lidian con ellos en su vida cotidiana. Esto se puede apreciar en su libro de cuentos Réquiem por un fantasma compuesto de nueve narraciones que, en su mayoría, están basadas en anécdotas reales conocidas o vividas por el escritor. Noche de luna llena habla de una visita turística de medianoche al cementerio de San Pedro de Medellín; El ángel negro cuenta la historia de un poeta, amigo de Montoya, que se enfrenta a paramilitares con versos malditos; Antígona realiza un paralelo entre el montaje de esta obra clásica en una comuna pandillera y el sufrimiento de la protagonista por encontrar y enterrar a su propio hermano.

La experiencia subjetiva del escritor atraviesa toda su obra y éste es el siguiente asunto discutido en la charla. Cuando habla de hechos contemporáneos, el escritor los percibe directamente y luego los filtra por medio de su sensibilidad; pero cuando se trata de eventos pasados, ¿cómo adquirir esa vivencia? Pablo Montoya se enfrenta a este problema durante la creación de su novela Lejos de Roma que recrea los últimos años de exilio del poeta Ovidio en la antigua ciudad de Tomis (hoy Constanza), al oeste del Mar Negro. Una opción consiste en recorrer los pasos del protagonista, visitando los lugares en que éste vivió e impregnándose lo máximo posible de su ambiente, tal como lo hace Marguerite Yourcenar, quien transita gran parte del territorio de lo que fue el Imperio Romano para su célebre novela histórica Memorias de Adriano. Sin embargo, el escritor menos pudiente utiliza la documentación bibliográfica extensa, a lo que recurre Montoya estudiando todos los trabajos escritos sobre Ovidio y su época junto con los que éste poeta escribió y leyó. De otra parte, ¿cómo manejar el tema histórico? ¿Siendo rigurosamente fiel a los hechos? ¿Controvirtiéndolos? Montoya alude a la definición de Aristóteles que recuerda que la literatura, conservando cierta verosimilitud, cuenta lo que pudo haber sido, no lo que fue.

Finalizando la sesión, Pablo Montoya comenta su publicación La sinfónica y otros cuentos musicales, que se desarrolla alrededor del tema de la música o, más específicamente, de los músicos. Para estas narraciones, Montoya (quien también es músico profesional) no sólo utiliza la música como sujeto sino además como medio al escribir algunas de ellas siguiendo estructuras de composiciones musicales. Un ejemplo es el cuento Madrigal que relata el crimen pasional del Príncipe de Venosa a través de las cinco partes que conforman tal forma musical. Este recurso ha sido utilizado por otros escritores como Cortázar en El perseguidor, que se apoya en la estructura de improvisaciones del jazz, y por Alejo Carpentier, a quien Montoya reconoce como su primera y gran influencia.

El siguiente encuentro con este escritor tendrá como punto de partida su novela La sed del ojo, situada en el contexto del surgimiento de la fotografía, continuando el análisis de la relación de la literatura con las demás artes.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Pablo Montoya Campuzano visita el Taller RENATA-UIS

Los días viernes 5 y sábado 6 de septiembre el Cuentista y Novelista PABLO MONTOYA CAMPUZANO, realiza la primera visita como ESCRITOR ASOCIADO, asignado por el Ministerio de Cultura, al taller de RENATA en la UIS.

Pablo Montoya es un consumado Narrador, y el pasado mes de abril Editorial Alfaguara publicó "Lejos de Roma", su segunda novela. Enseguida se presenta una breve reseña de su trayectoria literaria.


Pablo Montoya

(Barrancabermeja, 1963).


Ha publicado los libros de cuentos Cuentos de Niquía (Vericuetos, París 1996), La sinfónica y otros cuentos musicales (El propio bolsillo, Medellín 1997), Habitantes (Indigo, París 1999), y Razia (Eafit, Medellín 2001) y Réquiem por un fantasma (Hombre Nuevo Editores, Medellín, 2006) el libro de prosas poéticas Viajeros (Universidad de Antioquia, Medellín 1999); el libro de ensayos sobre música Música de pájaros (Universidad de Antioquia, Medellín, 2005); y la novela La sed del ojo (Eafit, Medellín, 2004). Es premio del Concurso Nacional de Cuento “Germán Vargas” (1993). En 1999 el Centro Nacional del Libro de Francia le otorgó una beca para escritores extranjeros por su libro Viajeros. El libro Habitantes ganó en el 2000 el premio Autores Antioqueños. Ha participado en diferentes antologías de cuento y poesía colombiana y latinoamericana. Realizó estudios de música en la Escuela Superior de música de Tunja. Hizo una licenciatura en filosofía y letras en la Universidad Santo Tomás de Aquino en Bogotá. Igualmente, obtuvo la maestría y el doctorado en Estudios Hispánicos y Latinoamericanos en la Universidad de la Sorbonne Nouvelle (París III). Sus cuentos, sus traducciones de escritores franceses y africanos, sus artículos han sido publicados en diferentes revistas y periódicos de América Latina y Europa. Actualmente es profesor y coordina el Doctorado en Literatura de la Universidad de Antioquia.

viernes, 22 de agosto de 2008


BASES

La Universidad Industrial de Santander, consciente del compromiso que tiene por estimular la creación y promover el desarrollo cultural regional y nacional, convoca a todos los escritores en el Cuarto Concurso Nacional de libro de cuentos, de acuerdo con las siguientes bases:


-Podrán participar todos los escritores residentes en el país o colombianos en el exterior, con una obra inédita.


-La presentación de los cuentos debe ser en tamaño carta, a doble espacio y en letra tamaño 12 puntos. El tipo de letra es la Times New Roman. El tema es libre. La obra debe tener un mínimo de ochenta (80) cuartillas y un máximo de doscientas (200).


-Se deben enviar en original y dos copias firmadas con seudónimo. Se debe anexar un disquete con una copia del libro. En sobre cerrado debe incluir toda la información correspondiente al concursante: Seudónimo, nombre completo, documento de identificación y dirección. Los trabajos deben ser enviados a Dirección Cultural, Concurso Nacional de Cuento, Universidad Industrial de Santander, Carrera 27, Calle 9, Bucaramanga, Santander, Colombia.


-Se otorgará un único premio de cinco millones de pesos ($5.000.000). El jurado podrá declarar desierto el concurso. -La Universidad Industrial de Santander publicará la obra ganadora. Se reservará los derechos de la primera edición del libro ganador considerándose como pago de estos mismos derechos el premio más la entrega de 50 ejemplares del libro.


-El Jurado estará conformado por tres relevantes intelectuales. Oportunamente se darán a conocer el nombre de las personas que conforman el jurado. El fallo del jurado es inapelable.


-La fecha del cierre del concurso es el viernes 28 de noviembre de 2008 Los trabajos no serán devueltos por correo. Se podrán reclamar en la Dirección Cultural, a partir de la fecha en que se otorgue el premio, hasta 30 días después. -El fallo se dará a conocer en el marco de las celebración de los 61 años de la Universidad en el 2009.
Mayores informes Universidad Industrial de Santander
Dirección Cultural
Conmutador: 6344000 Ext: 2346 - 2347
Teléfono: 6346730 - Telefax: 6321364

miércoles, 2 de julio de 2008

INSTRUCCIONES PARA UN BUEN ESCRITOR-TALLERISTA

SOBRE LA VISITA DE ROBERTO RUBIANO


Por: A.N.

El pasado 19 de junio, el escritor y tallerista bogotano Roberto Rubiano estuvo en nuestra Universidad, en la presentación oficial del taller de escrituras creativas, RENATA-UIS 2008 y compartió con los talleristas (estudiantes de la UIS y otros interesados de la literatura), lo que para él es el oficio del escritor y la dinámica de construcción de un taller en escritura creativa… Este tan sólo un resumen de sus palabras...

La primera pregunta que todo escritor debe formularse al iniciar con su proyecto narrativo es ¿qué es lo que estoy buscando? Seguramente, su respuesta será “crear literatura” o “contar algo” y a partir de esta determinación se reconocerá en el mundo como escritor. En este sentido, es importante tener claro que a un taller se vienen a hacer literatura, a crear. Los talleres no son para el desarrollo de la teoría literaria, aunque es también utilizada en algunos momentos.

Entonces, son dos las funciones de un taller literario: la primera, asimilar el aprendizaje del escritor, lo que yo llamo los “saberes del escritor”. Esto es interesante porque al estar trabajando con otras personas que están haciendo lo mismo, las dificultades se multiplican; todos compartimos las mismas dificultades, las mismas dudas, en algunos casos compartimos también el mismo problema y también la misma solución, y así el aprendizaje es interactivo y rápido. La segunda función, por su dinámica de trabajo en conjunto, hace que la emulación entre pares, las tareas que impone el taller y todo el ritmo de trabajo, empiecen a proponer una disciplina de trabajo. Sin embargo, los horarios del taller no están destinados a hacer el trabajo como escritores sino que cada tallerista viene al taller a desarrollar saberes de escritor, pero que su trabajo como escritor debe estar en su casa, es un trabajo individual porque la literatura es un oficio individual.

Hay también un tema que es preocupante y siempre ocurre en los talleres y es la inquietud por la publicación y la prontitud con la que se quiere llegar a ella. Es común que las personas que vienen a desarrollar un taller o al sentarse a escribir por primera vez, lo primero que visualiza es el color de la portada del libro que va a publicar. Esto es un problema en la medida en que hay que preocuparse por el texto, por la escritura que van a crear y por la literatura y no por el cómo ni cuándo voy a publicar. Por supuesto, el taller cumple una función de agente literario y por la misma dinámica de los escritores, el escritor termina dándose cuenta que tiene todas las posibilidades para publicar. Entonces, lo que quiero decir, es que el problema de la publicación es un problema secundario y que primero está el preocuparse por escribir buenos cuentos.

Así, el taller se convierte en un centro de preparación de textos; un lugar donde se viene a preparar la creación literaria, se aprende a preparar textos y esto no es solamente escribirlo sino también reestructurarlo, reescribirlo, trabajarlo con los compañeros y, sobre todo, aprender a hacer crítica, porque es igualmente importante dar la crítica como aprender a hacerla y la calidad de un escritor se demuestra en su capacidad para aceptar los comentarios que le hacen. El taller es entonces un centro de preparación del texto donde se aprenden los criterios básicos de cómo construir una historia, desde cómo construir una frase con sentido, un párrafo, otro párrafo y todos los párrafos convertirlos en un texto que encuentre una historia redonda y clara. Esa es la parte básica.

Ese proceso de centro de preparación de texto tiene que ver con dos aspectos: el director del taller es como un editor y cumple su función en tres direcciones: descubre el autor que los talleristas llevan adentro, les ayuda a identificar los agujeros negros, a quitar lo que no sirve y a encontrar el oro donde brilla la calidad literaria y, finalmente, es él quien divide la brecha que existe entre las intenciones de un escritor y su posible lector. Esta brecha está variada por reiteraciones, por frases mal construidas, por problemas en el texto, que el editor ayuda a que el escritor se encuentre con sus lectores. El segundo aspecto importante, además de la función del director del taller como editor, es la función de editores de los mismos talleristas ya que cada uno es editor de su compañero, teniendo generosidad con el trabajo de los demás, es decir, saber corregir sin ofender y esas correcciones de los textos hay que hacerlos en la intimidad del taller y no en otro espacio o momento.
Asimismo, el taller tiene que ver con el aprendizaje del lenguaje del ser humano. Los seres humanos somos narrativos, nos comunicamos verbalmente y toda nuestra comunicación es narrativa. Siempre estamos contando cuentos y nos comunicamos entre nosotros a través de relatos. Es esa nuestra condición: somos narradores. La vida está llena de historias de la intimidad en los diferentes espacios del aprendizaje: de la familia al colegio, donde se da el aprendizaje de la palabra escrita. En el taller, uno encuentra toda la dificultad de lo académico. Es decir, la palabra es un código de señales, es un código simbólico complejo que hay que aprender a manejar en términos de literatura, entonces, cómo conseguir que ese discurso feliz y simpático que yo puedo hacer con un texto oral, convertirlo en un texto escrito. Y es esa la ambigüedad entre el relato afectivo, lo individual y el texto escrito, que lleva todo el peso de la academia, todo el peso de la historia, todo el peso de la memoria humana. En la medida en que el escritor logre asimilar todas las herramientas de la escritura y del lenguaje y las sepa relacionar con la naturalidad con que se maneja la palabra o se maneja el cuento afectivo o familiar, es que se logran buenos relatos. Nosotros tenemos que aprender todos los recursos del lenguaje escrito sin perder la calidez y la frescura del relato oral o de los relatos que nos hicieron felices cuando éramos niños.

El tema del lenguaje tiene que ver con una condición que ocurre mucho en los escritores cuando empezamos a escribir y es el “enano vigilante”. Todos, cuando empezamos a escribir, tenemos un enano vigilante o “padre castigador” que nos dice, al leer nuestros cuentos, “pero eso ya lo hizo Cortázar, pero eso ya lo escribieron hace años, Shakespeare ya lo hizo…” El enano vigilante nos hace creer que somos muy malos y que lo que escribimos no sirve porque además se están publicando más de dos mil libros por minuto en el mundo. Yo les aconsejo que lo aniquilen, que estrangulen a ese “enano vigilante” porque no sirve.

Alguien decía que hay tres personajes que controlan al escritor: el padre castigador, el adulto sensato y el niño escritor. No hay que ser el padre castigador quien dice que todo está muy mal, que es mejor no hacer nada. Tampoco ser el niño escritor que afirma que todo lo que escribo es buenísimo. Y ser más bien como el adulto equilibrado que me dice que lo que escribo no es genial pero sí tiene derecho a ser trabajado. Y todo esto del padre castigador y del enano vigilante tiene que ver con el tema del lenguaje y nuestra capacidad de no perder nuestra frescura en los cuentos ni tampoco perder el lenguaje de la infancia, no perderlo en el proceso de aprendizaje del lenguaje escrito, con el cual todos nos enfrentamos como escritores.

En el taller, también es importante reconocer en el género literario un destino. Lo que el tallerista quiere es contar algo, escribir. Tiene un proyecto narrativo. Decía Faulkner que al principio, todo escritor quiere escribir versos y al ver que es muy difícil la poesía, entonces se pone a escribir cuentos, que es el género narrativo más exigente y al ver que es imposible escribir buenos cuentos, entonces escribe novelas. Quiero decir con esto que, el proceso narrativo que tiene un tallerista, es bueno saber hasta dónde lo quiero llevar; lo llevo hasta la novela, hacia la crónica… La crónica es una mezcla entre la realidad absoluta del periodismo y la libertad de la narrativa, y es muy interesante. O la novela que es complicada, tal vez un problema de estructura, o sólo cuestión de paciencia... ¿Cómo voy a explotar mi proyecto? No olvide, los géneros son destinos literarios.

Ser escritor es básicamente tener la voluntad de contar algo. Es la única condición para ser escritor. Ni siquiera ser lector. Uno termina siendo lector, pero es la voluntad de contar la que nos lleva a escribir. Esa voluntad de contar hay que educarla, trabajarla… Todas las condiciones previas del escritor, tener talento, tener disciplina, tener la voluntad de hacerlo, son condiciones que no son naturales, hay que trabajarlas. El escritor está del lado de lo sensible y de la belleza de la humanidad, está en la cultura del arte. Pero para hacer eso hay que educar ese posible talento y esa sensibilidad. Y la disciplina, cada cual la encontrará, pero es fundamental para ser escritor. Hemingway escribía todos los días y anotaba cuántas palabras escribía al día. Cortázar escribía todos los días tres o cuatro horas. Quiero decir, que detrás de todas esas obras hay, además de talento, hay disciplina y muchas horas de trabajo. La vida del escritor gira alrededor de la literatura. Todo tiene que ver con la función literaria, es el centro de su vida.

Para finalizar, debo decir que en todo proyecto narrativo, en cualquier tipo de relato, hay dos condiciones fundamentales para tener en cuenta: la primera, un buen relato nunca puede delatarse, un buen relato siempre tiene que ir adelante, lo único que va adelante es la actitud para el suspenso, lo que yo llamo la “actitud de sherezada”, ella tenía que inventar un cuento que no terminaba y que contaba cada noche para que el sultán no le cortara la cabeza. Esto se llama “suspenso”, la suspensión del relato, el mantenerlo quieto. Entonces, todo cuento debe tener suspenso, algo falta por contar pero yo no puedo decirlo, no puedo hacerlo y esto es aplicable a cualquier cosa: al relato oral y al relato escrito, novela o lo que sea. Otro aspecto que considero muy importante en el relato y es la imagen perturbadora. Todo texto tiene una imagen perturbadora, que no tiene que ser escabrosa o terrorífica, puede ser una imagen amable o amorosa, que lo deja a uno recordando o imaginando el rostro de una persona o imaginando una situación o un acto de terror o de placer. Con estos dos elementos ustedes pueden armarse de buenas historias: suspenso y la imagen perturbadora, y aplicar el sentido básico de la escritura, que es que las frases sean contundentes, claras, directas, cortas en lo posible, que armen párrafos con una sola idea y que cada párrafo forme el texto que tenga sentido, principio, desarrollo y fin. Eso se llama un cuento escrito y ustedes son bienvenidos a las prácticas del taller RENATA-UIS 2008.

miércoles, 11 de junio de 2008

RENATA EN LA UIS

La Red Nacional de Talleres de Escritura Creativa, RENATA, promovida por el Ministerio de Cultura, desde el 2006, es un espacio propicio para debatir y enriquecer las diferentes experiencias sobre el aprendizaje de la escritura creativa y desde su ejecución se reconoce y se promueve la labor de los talleres literarios en diferentes regiones del país. Y Bucaramanga no es la excepción. La Dirección Cultural de la Universidad Industrial de Santander, por aprobación en convocatoria, ha asumido la nueva dirección de RENATA en Bucaramanga y en junio, veinte talleristas seleccionados, la mayoría con cierta experiencia literaria y estudiantes de la UIS, iniciarán su proceso de formación y exploración del lenguaje en espacios de tertulia y de construcción de una voz propia. Los talleres serán orientados por los profesores Serafín Martínez y Ana Cecilia Ojeda, quienes durante el desarrollo del taller, guiarán a los nuevos talleristas a través de la complejidad de la creación literaria, teniendo el género cuento como punto de partida. Además, el taller está bajo la coordinación del Ing. Luis Álvaro Mejía Argüello y la logística de la estudiante Andrea Navarrete.
El contenido del Taller comprenderá aspectos teóricos alrededor del género, preparación, corrección y edición de los textos creados en el taller, periódicas visitas y espacios de discusión con reconocidos escritores de nuestro país.
A continuación relacionamos los participantes del taller RENATA-UIS 2008:

ALFONSO LÓPEZ ORTEGA
ALLAN AMADOR DÍAZ RUEDA
ANNY ALEXA PARRA RAMÍREZ
DIEGO FERNANDO LÓPEZ GÓMEZ
EVER JAROL MALTE ARÉVALO
FABIÁN MAURICIO MARTÍNEZ GONZÁLEZ
IVÁN RUÍZ ARIZA
JESÚS ANTONIO ÁLVAREZ FLÓREZ
JOHN FREDDY GALINDO CÓRDOBA
JORGE ANDRÉS MONROY QUINTERO
JUAN MARTÍNEZ MARTÍNEZ
JUAN SEBASTIÁN BÁEZ GÓMEZ
JUAN SEBASTIÁN LÓPEZ
LEONARDO FABIO ÁLVAREZ HERNÁNDEZ
LEONARDO RAÚL BRITO
LUZ ANDREA CASTILLO
MARÍA DEL CARMEN PINEDA
MIGUEL ALFONSO CASTILLO FUENTES
NELSON ALESER LÓPEZ LÓPEZ
OSCAR GIOVANNY FLANTRMSKY CÁRDENAS
OSCAR HUMBERTO MEJÍA BLANCO
RAQUEL DULCEY DE BELTRÁN
WILMER ALFONSO HERNÁNDEZ VELANDIA

lunes, 19 de mayo de 2008

CONVOCATORIA RENATA 2008

La Universidad Industrial de Santander, a través de la oficina de Dirección Cultural y con el apoyo del Ministerio de Cultura de Colombia, convoca a los escritores residentes en Bucaramanga y su área metropolitana, interesados en participar en los talleres creativos de la Red Nacional de Talleristas –RENATA 2008, en el área de narrativa, en los siguientes términos:
Los interesados deberán hacer inscripción en la oficina de Dirección Cultural de la UIS, presentando los siguientes documentos en sobre manila cerrado y marcado:
* Dos (2) cuentos, con una extensión máxima de tres cuartillas cada uno y por una sola cara, escritos en letra Arial 12 a espacio y medio y de temática libre.
* Hoja de vida, especificando estudios.
* Referencias o certificaciones de textos publicados o por publicar. En este aspecto, el interesado deberá reseñar de la más antigua a la más actual publicación, el medio de publicación (revista, libro, memorias…), con los siguientes datos: nombre y tipo de publicación, nombre del texto, fecha y página.
* En hoja aparte, los datos de contacto: nombres y apellidos completos, dirección, teléfono, celular y correo electrónico.
El plazo para la recepción de los documentos será el viernes 30 de mayo de 2008 y su envío deberá hacerse únicamente a la oficina de Dirección Cultural UIS Carrera 27 Calle 9 en Bucaramanga. De los inscritos se seleccionará un grupo de máximo quince (15) personas y mínimo diez (10) personas, con quienes se dará inicio al taller, en fecha que se anunciará mas adelante.